5
Dec

“Colapso de tráfico en el Campo de las Naciones por una acción publicitaria

La Policía Municipal cierra por seguridad los accesos a la gasolinera en la que Samsung regalaba combustible a todo el que se presentara con un móvil de la marca

La Guardia Civl desvía el tráfico en la M-40 para mitigar las retenciones por la afluencia

La marca suspende la promoción tras los problemas de movilidad provocados”

El País. 4 de Diciembre 2012

YouTube Preview Image

La noticia aparecía ayer en los medios de comunicación, como resultado de los graves problemas de circulación generados por la acción de Samsung de regalar 50 euros en gasolina con solo presentar un móvil de la marca en una estación de servicio del Campo de las Naciones de Madrid. La acción se justificaba por la venta alcanzada de 5 millones de teléfonos Galaxy Note II.

Una nueva acción de marketing en la que con la justificación de desarrollar los objetivos y estrategias de la marca se invade el espacio público y se hace partícipe, quiera o no quiera, al consumidor de la calle, provocándole serías dificultades en sus desplazamiento por la ciudad.

La primera pregunta  sería cuál es la conexión entre tecnología Smartphone y gasolina, ya que realmente habría medios de celebración bastante más relacionados y menos invasivos.

¿Es una acción que busca compensar a los consumidores, generar imagen de marca o solo notoriedad?

¿Puede una marca disponer del espacio público para el desarrollo de sus objetivos de comunicación?

¿Cuáles son los criterios exigibles previos a una acción de este tipo en relación con su aprobación o regulación de tráfico? ¿Puede una marca saltarse la regulación sobre publicidad exterior con el fin cumplir sus objetivos de comunicación?

¿Puede una marca convertir a sus consumidores en protagonistas de las consecuencias de sus actividades publicitarias y el perjuicio que puedan producir en el resto?

¿Es consciente la marca del perjuicio que causa en pérdidas de tiempo y los problemas que estos puedan provocar a personas totalmente ajenas a la acción? ¿Qué responsabilidades tiene sobre los problemas generados? ¿Cómo los asume?

Parece lógico pensar que el único objetivo que tenía Samsung era  la generación de notoriedad a través de una acción de street marketing que intenta impulsar la multiplicación de la noticia a través de su cobertura en medios y el marketing viral en la web.

Y para ello la provocación de problemas de tráfico pasa a ser el requisito imprescindible para que el efecto viral se produzca.  Porque de otra forma no tiene ningún sentido, y menos teniendo en cuenta el alto importe del regalo y el bajo número de consumidores directamente impactados.

Entonces ¿cuáles son los límites para canalizar esta búsqueda constante de viralidad por las marcas, donde progresivamente la notoriedad tiene que ser cada vez mayor para poder acceder a que se recoja en los medios?

En relación con la última pregunta, no hace falta respuesta.  Lo veremos en el tiempo.

Al final, lo que queda, es el cumplimiento del axioma de comunicación que afirma  que lo importante es que hablen de ti, aunque sea mal.

Y parece que en este caso lo han conseguido.

Saludos muy cordiales

PD. Tal vez la mejor ironía es que el video de la noticia incluido en el artículo de El País digital arrancaba con un anuncio de Orange, donde comunicaba sus ofertas de telefonía Smartphone. Eso sí, las marcas comunicadas eran Nokia, LG y Sony. http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/12/04/madrid/1354623798_630517.html

Comments

Imanol Torres December 6, 2012 - 9:45 am

Estimado Roberto, buenos días.
Casos como el que expones son un buen ejemplo de que es posible morir de éxito. Creo que en tu reflexión cabe una pregunta más ¿era consciente la gente de Samsung del perjuicio que para la marca podría significar un problema como este? Supongo que la mayoría de los conductores que sufrieron el atasco (fuesen o no atraídos por la promoción) tendrán un recuerdo pésimo de la marca que lo generó.
No creo que Samsung quisiese provocar semejante caos, pero sí que en la búsqueda de la notoriedad “se les fue la mano”; deberían haber pensado que algo así podría ocurrir antes de poner en marcha la acción. Y es que hay promociones cuyo éxito suponen un peligro para la marca. Como ejemplo te dejo un enlace a mi blog donde recojo lo ocurrido con Jeronimo Martins en Portugal.

http://retailalimentacion.blogspot.com.es/2012/05/las-promociones-peligrosas-el-caso.html

Que tengas un buen día.

Leave a Comment

*